logo_esolvo4

5 consejos para evitar el Phishing

El phishing es un tipo de estafa informática con el objetivo de obtener datos de carácter personal, ya sean contraseñas, claves bancarias, datos de una tarjeta de crédito, robo de identidades, con el fin de obtener un beneficio económico por parte del estafador.

Los ataques de phishing pueden llegar de muchas maneras, pero las más usuales son mensajes al teléfono móvil, llamadas telefónicas, correos electrónicos, webs que se hacen pasar por organismos oficiales, bancos o entidades de crédito. En ellos, se pide al usuario una serie de datos personales o bancarios para poder acceder a estos y poder cometer la estafa.

Las consecuencias pueden ser tan básicas como hacerse pasar por ti en tus redes sociales privadas (o incluso en las corporativas), hasta ataques más sofisticados que pueden llegar a vaciarte la cuenta bancaria mediante órdenes de transferencias ordenadas a tu nombre a cuentas fantasma.

1. APRENDE A IDENTIFICAR CLARAMENTE LOS CORREOS ELECTRÓNICOS SOSPECHOSOS DE SER PHISHING

Existen algunos aspectos que inequívocamente, identifican este tipo de ataques a través de correo electrónico:

– Utilizan nombres y adoptan la imagen de empresas reales
– Llevan como remitente el nombre de la empresa o el de un empleado real de la empresa
– Incluyen webs que visualmente son iguales a las de empresas reales
– Como gancho utilizan regalos o la perdida de la propia cuenta existente

2. VERIFICA LA FUENTE DE INFORMACIÓN DE TUS CORREOS ENTRANTES

Tu banco nunca te pedirá que le envíes tus claves o datos personales por correo. Nunca respondas a este tipo de preguntas y si tienes una mínima duda, llama directamente a tu banco para aclararlo.

3. NUNCA ENTRES EN LA WEB DE TU BANCO PULSANDO EN LINKS INCLUIDOS EN CORREOS ELECTRÓNICOS

No hagas clic en los hipervínculos o enlaces que te adjunten en el correo, ya que de forma oculta te podrían dirigir a una web fraudulenta.
Teclea directamente la dirección web en tu navegador o utiliza marcadores/favoritos si quieres ir más rápido.

4. REFUERZA LA SEGURIDAD DE TU ORDENADOR

El sentido común y la prudencia es tan indispensable como mantener tu equipo protegido con un buen antivirus que bloquee este tipo de ataques. Además, siempre debes tener actualizado tu sistema operativo y navegadores web.

5. INTRODUCE TUS DATOS CONFIDENCIALES ÚNICAMENTE EN WEBS SEGURAS

Las webs seguras han de empezar por ‘https://’ y debe aparecer en tu navegador el icono de un pequeño candado cerrado.

Artículos Relacionados