logo_esolvo4

¿Tienes bien configurada tu cuenta de Google para poder recuperarla si te hackean?

Muchas veces nuestros clientes nos preguntan como podemos recuperar una cuenta de Google de la que han perdido la contraseña o han hackeado.

Es algo habitual y para prevenirlo os contamos algunas opciones de seguridad básicas que podéis configurar antes de que esto os pase. Además, estas opciones son para toda tu cuenta de Google, que incluye tu Gmail y las cuentas de YouTube y el resto de servicios de la empresa.

Haz copias de seguridad con frecuencia.
Para evitar una perdida total de tus datos, te recomendamos que realices copias de seguridad periódicas. Google te ofrece la herramienta Google Takeout con la que puedes realizarlo muy fácil y además puedes hacer que se te envíen copias periódicas de tus datos, para no tener que repetir este proceso en todo momento.

Guarda tus contraseñas en lugar seguro.
Ya os hemos hablado en otras ocasiones, de la importancia de crear una contraseña segura. Como la contraseña aparte de ser más segura también será más complicada, puede ser que nos olvidemos y perdamos el acceso a nuestra cuenta.
Por eso, es recomendable que utilices un gestor de contraseñas para poder guardar tus contraseñas en un sitio seguro.

Activa la verificación en dos pasos
Para añadir más seguridad, ya que últimamente nos hemos encontrado con muchos ataques de phishing. Recomendamos activar la verificación en dos pasos,que también os hemos explicado en otro artículo.
Para activar la verificación en dos pasos en Google, tienes que entrar en myaccount.google.com/. Allí, en la sección de Seguridad ve a la sección de Iniciar sesión en Google, y allí dentro pulsa en la opción de Verificación en dos pasos. Aquí, elige el método que quieras utilizar, ya sea recibir un mensaje en tu móvil, usar una aplicación de autenticación, o el resto de opciones disponibles.

Configura un teléfono o correo de recuperación
Además de las opciones mencionadas anteriormente, también es importante configurar las opciones para recuperar el acceso a tu cuenta en el caso de que lo perdieses. Estas opciones son posiblemente lo más importante para luego no lamentarse, y deberías tener al menos una de ellas configuradas.
Tienes la opción de configurar un teléfono de recuperación. Lo mejor es que sea tu número de teléfono móvil. O puedes configurar un correo electrónico de recuperación, que tiene que ser una dirección de correo diferente a la que quieres proteger, ya sea de Google o de cualquier otro servicio de terceros.
Para hacer esto, tienes que entrar en myaccount.google.com/. Allí, en la sección de Seguridad ve a la sección de Métodos para verificar tu identidad, y pulsa en la opción de Teléfono o Correo electrónico de recuperación. Aquí, tendrás que escribir tu número de teléfono o correo.

Google no ofrece ningún tipo de asistencia
En el caso de que hayas configurado alguno de los métodos de recuperación anteriores, podrás recuperar la cuenta. Pero si no es así, no hay mucho más que puedas hacer.
Lo único que propone en su página de asistencia para cuando todos los automatismos fallan es que te crees una nueva cuenta de sustitución. Por lo tanto, es importante que la protejas previamente como te hemos indicado.

Artículos Relacionados